8×10 Aquí voy!!

DSCF0227                DSCF0229

 

 

 

 

 

 

El jueves me llegó aviso del correo que el esperado pedido a Lund (www.lundphotographics.com) había llegado. Ese mismo día fui a buscarlo, un tanque, paleta y rack para secado de placas, todo para 8×10, y en la noche Waldo me trajo el porta placas listo, lo único que me faltaba era mandar a cortar los vidrios, cosa que estará lista hoy.

Además de esto, ayer me llegó la máscara de gas (bastante terrorífica) encargada a Amazon hace algunas semanas, todo demora en llegar a Chile… Esta máscara forma parte de un proyecto fantástico http://www.wetplatemaskseries.com creado por Shane Balkowitsch quien compró varias máscaras de gas que andan circulando por el mundo para que cada fotógrafo tome una imagen con colodión. Yo me integré tarde al proyecto (ya son más de 150 fotógrafos participando), entonces encargué una máscara que luego será devuelta a Shane junto con la imagen sacada para que siga recorriendo el globo.

Qué mejor manera de inaugurar mi cambio de formato que con esta máscara, esperemos que no llueva el miércoles!

El Arte de Retocar

Instrumentos para retoque

Instrumentos para retoque

 

 

El año 2003 estando en Bruselas, fuimos con Luis por el día a Paris a encontrarnos con el fotógrafo Louis Stettner.

Conocí su laboratorio, muy equipado y uno de los más sucios que he conocido!
Nos regaló cuatro fotografías, que antes de entregárnoslas comenzó a retocar con pincel. Yo le expliqué que no sabía hacerlo, pero que siempre había querido aprender y él amablemente se ofreció a enseñarme. Con mucha paciencia me explicó que el secreto del retoque es no darse cuenta que la imagen está retocada. Aunque si te acercas lo suficiente probablemente lo notes, se debe mirar la imagen con los brazos estirados, y a esa distancia no debe notarse. Luego me mostró los líquidos necesarios y el grosor del pincel, y me dijo que aunque algunos agregan agua, lo mejor es la saliva. Lentamente comenzó a “pintar” la fotografía y las manchas comenzaron desaparecer como por arte de magia.
Me hice de todo lo necesario y desde entonces sigo retocando todas mis fotografías y las de Luis.
Estoy muy agradecida de Stettner el haberme enseñado este arte, el cual intento enseñar yo también a los alumnos, insistiendo que la paciencia y calma son imprescindibles para el éxito, junto a una buena iluminación y de ser posible una lupa.

Se debe retocar grano a grano, probando el tono hasta obtener el adecuado. Es casi un ejercicio zen que dependiendo de la experiencia y la suciedad en la foto puede llevar varias sesiones, pero relaja y tranquiliza.
Claro que hoy debe ser fácil entenderlo gracias al Photoshop, que hace prácticamente lo mismo con la imagen digital, la diferencia es que retocar con pincel y líquido un papel no tiene la menor cercanía a estar horas frente a la pantalla de un computador. La artesanía del retoque de papel tiene la magia de hacer cada copia única, retocada con mi mano, impregnada de mi fuerza y mi oficio.

Entonces, simplemente compra un pincel 000 y líquido para retoque Marshall’s (uno neutro, uno selenio o café y otro azul), entonces según el tipo de papel que estás usando pones en un plato un par de gotas de líquido neutro más una gota selenio o azúl. El resto es paciencia.

Un buen tip es dejar que un poco de tinta seque en el plato, así la siguiente vez obtendrás de manera más fácil el tono negro.

Imagen retocada

Imagen retocada

Imagen sin retocar

Imagen sin retocar

Kindle Book

 

guide

 

 

 

 

 

 

 

La semana pasada estuve de cumpleaños. Recibí muchos regalos, entre ellos el libro de Jill Enfield´s Guide to Photographic Alternative Processes en edición Kindle.

Es un libro completo, que habla de todas las técnicas alternativas, hay una sección dedicada al colodión bien interesante. Lo único que me molestó del libro es la cantidad de faltas de ortografía, algunas palabras hay que descifrar lo que dice, o por ejemplo hay fórmulas que dicen un ingrediente y luego para mezclar nombra otro parecido. Una pena porque la información entregada es bastante contundente.

Independiente de la gramática, agradezco muchísimo la cantidad de proveedores entregados, varias páginas con toda la información y sitios web donde encontrar todo lo que necesitas para trabajar, algunas que conocía pero la mayoría no. Esta info no todos la entregan, y a veces es difícil encontrarla, así es que Thanks a lot!!

 

 

Zapallar

Este fin de semana estuvimos en Zapallar, hice algunos borradores en digital para volver con el equipo a hacer unos ambrotipos.

 

Zapallar

Zapallar

Papel Salado

En marzo nos propusimos con mi amiga Isabel Fernández comenzar a trabajar con papel salado. Ha sido una aventura maravillosa de aciertos y errores, pero debo confesar que además de trabajar (a veces largas jornadas de 6 horas), es la excusa para vernos, conversar, compartir de la vida. Este miércoles aproveché de hacer copias de los negativos que tomé el sábado en la viña, yo ya había salado el papel días antes, para no perder tiempo en eso y sólo dedicarnos a sensibilizarlo y exponerlo (estamos con tiempos de exposición de 1 hora, porque lo ponemos a la sombra para aumentar el contraste) y luego lavar, virar, fijar y lavar nuevamente,  antes de tener que cerrar el boliche para regresar a mis labres de madre. Ayer nos atrasamos un poco (nunca nos alcanza el tiempo!!!) y salí rápido a buscar a las niñas al colegio y para mi mala suerte me paran los carabineros en un control rutinario pero que hizo que me atrasara aún más en llegar a la sala de mi hija menor! por suerte no fue grave y al verme se puso tan feliz que me olvidé del mal rato.

aquí las fotos.

 

negativo colodion

negativo colodion

Papel salado

Papel salado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

negativo colodion

negativo colodion

Papel salado

Papel salado

 

 

 

Collodion Negatives

Ayer estuve en la Viña Cousiño Macul.

Llegamos cerca de las 11 de la mañana, y luego de instalar todo el equipo (mantas, picnic, carpa, químicos, etc.) me dispuse a buscar un lugar para poner la cámara.

El parque es enorme, con árboles de 150 años, sol de otoño, un paisaje maravilloso.

Mi intención era practicar la toma de negativos, que no se hace igual que un ambrotipo. Hay que dejar la placa más tiempo en la plata, luego exponer casi el doble de tiempo, usar un revelador más alcalino, fijar con cianuro, para luego de todo este proceso, hacer lo que se llama “intensificación de la placa”, esto es, aumentar significativamente el contraste con una serie de químicos, para así poder hacer copias en papel salado.

La primera placa tuvo tiempo de exposición 6 minutos, f/32, lente 210mm.

La última placa tuvo tiempo de exposición 10 minutos mismo diaf. mismo lente, quedó muy bien.

A pesar que también llevé placas cargadas con película, en caso que todo esto fuera un desastre (uno nuca sabe), no fue necesario usarlas ya que todo funcionó muy bien.

Así es que luego de 5 horas en terreno y 4 placas tomadas, a tiempo de exposición en promedio de 10 minutos puedo decir que estoy satisfecha con los resultados.

Mi primera experiencia con negativos de colodión.

 

collodion negative DSCF0030 DSCF0033

3 de mayo

Hoy en la mañana me fui temprano al taller, y saqué una foto de unas suculentas que hace ya varias semanas venía mirando, luego de 2 placas, la tercera fue la definitiva.

Un ambrotipo para le día del colodión húmedo que además quedó seleccionado para el libro The Collodion Book que saldrá en octubre 2014.

ambrotipo 4x5

ambrotipo 4×5

3 mayo 2014

8×10

8x10

Este verano estuve practicando con la Deardorff 8×10, en mi camino hacia hacer colodión de ese tamaño, pero pensé que mejor comenzar con película, y luego de dominar bien la cámara pasar a vidrios, así es que la última semana de vacaciones me entretuve con este juguete, bastante más pesado que la 4×5.

 

8x10, film

Ojos que Ven Corazón que Siente

2014

Juan, 2014

El año pasado me invitaron a participar de un proyecto que me involucraba de dos maneras muy diferentes, una como fotógrafa y otra como familiar de un niño con Síndrome de Down. El proyecto se llama Ojos que ven, Corazón que siente y se trata de una exposición y libro que pretender promover la igualdad en los niños con discapacidad, en este caso particular con Síndrome de Down. La iniciativa convocó a 20 fotógrafos y 100 niños.

Entonces tuve que fotografiar 4 niños, entre ellos a mi hermano Juan de Dios. A él lo he fotografiado muchas veces, puedo decir que comencé como fotógrafa tomándole retratos a él cuando tenía 4 años, ahora tiene 19 y harto ha cambiado, pero de cierta manera existe una complicidad entre nosotros que al momento de poner la cámara frente a él es capaz de mirarme como si el tiempo no hubiera pasado.

Hoy se inauguró la exposición, con fotos grandes impresas puestas en unos soportes de fierro.

Las fotos las tomé con la Hasselblad y el lente 120mm, con película por supuesto.

 

Juan, 2000

Juan, 2000

Carrollian

Niñas

Niñas

Las niñas de vacaciones y yo queriendo sacar fotos…terrible porque tengo que llevarlas al taller, llenas de mochilas con juguetes para entretenerlas pero aún así, después de un rato dando vueltas aquí y allá (mi taller no es muy grande que digamos) comienzan a querer tomarlo todo. Esta vez logré controlar el desastre entregándoles una lupa y prendiendo la mesa de luz, así, ponían monedas, tijeras, incluso sus manos sobre la luz y miraban con la lupa los resultados muy entusiasmadas.

Mientras, yo preparaba el baño de plata para su limpieza al sol y limpiaba vidrios para poder tomar un par de fotos y probar una mezcla nueva de revelador que había preparado unos días antes y mi nuevo porta placas adaptado recientemente por Waldo, que atornilló un acrílico a las 4 esquinas. Así es que qué mejor que probar todo esto haciéndoles un retrato a las niñas!

Luego de tener listo el set sólo tuve que pedirles una vez que amablemente posaran para mi un minuto y que a cambio les regalaría un par de guantes de latex a cada una, con lo cual accedieron inmediatamente. Para que no se movieran tanto tuve que contarles un cuento delirante sobre elefantes con patas de piedras preciosas y demás durante la exposición, que duró aproximadamente 1 minuto. Me sentí cual Lewis Carroll inventando La Caza del Snark a sus pequeñas amigas (claro que mi imaginación no puede de ninguna manera compararse a la de Carroll.)

La foto resultó movida, como era de esperarse, pienso repetirla poniendo una luz continua en el patio que ilumine un poco más el exterior y así reducir el tiempo de exposición.